Fundamor inauguró su nueva residencia de acogida

Con enorme orgullo y alegría podemos contarles que el pasado lunes 14 de diciembre realizamos la inauguración de nuestra nueva residencia de acogida en Cruz Almeyda, iniciativa que surgió de la asociación entre nuestra fundación y la empresa constructora ENACO, quienes con una gran voluntad y buena disposición, contactaron a varios de sus colaboradores para que de forma totalmente voluntaria y desinteresada pudieran aportar sus conocimientos y maestría, incluso materiales propios, para lograr la construcción de nuestra nueva residencia. GRACIAS ENACO!

En la inauguración de la casa pudimos compartir las experiencias e historias que se formaron en torno a esta iniciativa, y hacer un recuento de lo que significó todo este proceso para Fundamor. Proceso que comenzó en abril de 2018, cuando ENACO conoció el trabajo que se realiza en torno a los jóvenes que acogemos y pudo visitar nuestras residencias para evaluar cómo podíamos desarrollar un proyecto que aportara a generar un cambio y dejara una huella imborrable para el futuro de nuestra labor. Así, se generó una instancia de agradecimiento y orgullo de poder dar vida a un proyecto tan trascendente como este, y el cual será un lugar de encuentro y punto de partida para muchas nuevas historias de vida, apoyo y amor hacia el prójimo.

En específico, esta residencia fue pensada para recibir a 12 niñas, y gracias al generoso aporte de todos los voluntarios cuenta con una construcción con materiales de primera calidad. Implicó también un importante trabajo legal previo, la compra de una residencia, su demolición y posterior levantamiento de una nueva, tal como se aprecia hoy ya terminada gracias al permanente compromiso de todos quieren formaron esta iniciativa. Pero, lo más importante, es que esta inauguración significó un gran paso para nuestra Fundación, pero un pequeño salto para una labor que en nuestro país aún requiere de mucho trabajo y compromiso desde todos los niveles de la sociedad; el acoger a niños y jóvenes desprotegidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.